18/11/11

EL SUFRIMIENTO........

¿Sabes lo que es el sufrimiento? ¿Alguna vez has padecido por tener un plato de comida en la mesa de tu casa? ¿Alguna vez has llorado de impotencia sabiendo que nada se puede hacer para mejorar tu situación actual?
Si estás leyendo este artículo que has encontrado a través de internet, es muy probable que hayas buscado esta información porque tienes un ordenador con internet, o sea, te puedes dar el lujo de tenerlo.

¿Qué significa? Significa que muy probablemente no conozcas el sufrimiento. Pero digo ‘’probablemente’’. Tal vez sí hayas vivido el sufrimiento en el pasado ya sabes a lo qué me refiero.

Pero si no lo has vivido en carne propia y no solamente con la falta de alimentos o con la mala situación de tú familia, sino también con la falta de muchas cosas en la vida que no te permiten estar más cómodo o cómoda con tu situación actual.

Definitivamente no es sufrimiento cuando lo tienes todo y de pronto te pones a llorar por cualquier estupidez que no tengas debido a tu enorme capricho.

Es realmente penoso saber que muchas personas pierden todo el tiempo de sus vidas sufriendo en vano, sufriendo por cosas que no valen la pena, sufriendo por cualquier tontería. La vida se les ha dado así de fácil y de pronto piensan, de manera inconsciente, que todo se tiene así de fácil, cuando en la vida también hay sabores diabólicamente amargos y colores fríamente oscuros.

Quien haya pasado por el sufrimiento de verdad sabe a lo que me refiero. Sin embargo el sufrimiento es parte de nuestras vidas.
No hay alegrías sin llantos en la vida. No hay sonrisas sin lágrimas cuando estás emprendiendo el gran viaje de tu vida. No hay satisfacción sin sufrimiento cuando estás luchando por tu sueño. No hay día si no existe la noche, tampoco no hay personas buenas si no existen las malas.

Todo esto tiene una lógica innegable. No tenemos que renegar de ella, simplemente aprender a armonizar bien con nuestro universo.

7 comentarios:

  1. Buenas noches:
    Pues si si todo fuera fácil, no creceríamos.
    Después del dolor viene la paz,
    como después de la tempestad viene la calma.
    Las madres sufrimos cuando parimos, sufrimos cuando los educamos, sufrimos cuando están enfermos, pero este sufrimiento es producto del amor.
    Besos desde Valencia, Montserrat

    ResponderEliminar
  2. hola.Sabia entrada y muy interesante.
    Todos hemos sufrido alguna vez en nuestras vidas.
    La vida es ,como tú has descrito, un juego de opuestos.
    Un gran texto.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Hola María...yo creo que no existe un sólo ser humano que no haya experimentado el sufrimiemto. Jesús dijo: "En el mundo tendréis aflicción" y esa afirmación se ha cumplido con exactitud, no hay nadie que escape al sufrimiento; porque los ricos también lloran y los famosos también se suicidan. Todos llevamos las marcas del sufrimiento, lo que hace la diferencia es la fe en Dios. El que tiene fe, lo soporta y confía en que Dios le ayudará.
    Amiga, como siempre, me resultan interesantes los temas que abordas. Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola María, tengo un ordenador pero sí sé lo que es sufrir, amiga. Tal vez habrá personas que han sufrido más que yo y también otras que lo han tenido todo muy fácil en la vida y el sufrimiento lo han visto pasar de lejos, pero siempre en un momento de nuestro tiempo, aquí en la tierra, se sufre y se llora. Es humano llorar y padecer. Y es cierto que hay dolores mayores que otros pero cuando lo sufres, todo dolor es poco soportable. Muchos besos, corazón y gracias por visitar mi casa y traer alegría, que es lo mejor que podemos ofrecernos los unos a los otros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. HOLA COMPAÑERA, TIENES UN REGALITO PARA TI EN MI BLOG, UN SALUDO

    ResponderEliminar
  6. Premio blog Versátil. Pásate a buscarlo en http://logopediaenelcole.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Veo María que te acaban de otorgar un premio, te lo mereces y muchas felicidades!! Eres muy valiente en tus entradas y me gusta como nos haces reflexionar, interactuas en todo momento con las personas que te leemos.
    Tu entrada es aplastante y real como la vida misma, y tienes razón a veces olvidamos que nuestras " penas o lamentos " son bobadas comparadas con las de otras personas.

    Un besazo. Amelia.

    ResponderEliminar