15/4/13

La importancia de estar junto a nuestros hij@s....


La niña deseaba ir al cumpleaños. Era nueva en la escuela, y cuando había recibido la invitación se había sentido en el aire.

Volvió a casa con el papel en la mano, y cuando contó con alegría acerca de la reunión, vio las caras de sus padres y le pareció que algo no andaba bien.

La tarde siguiente era la fiesta. La niña, escuchó que sus padres hablaban entre ellos. No había dinero para el transporte. No se podía ir.

 Escuchó y se arrojó a llorar desconsoladamente en la cama, y su papá se acercó a hablarle. Había una posibilidad de ir, pero ella tenía que pensarlo. Desde su casa a la dirección que figuraba en el papel había 5 kms, y ella tenía solo 8 años.

Aunque para sus pocos años era una gran distancia, la emoción de poder ir le ganó, y dandole un beso y abrazo a su padre corrió a prepararse.

Y allí fueron los dos, el hombrón y la niña delgada, de la mano, caminando por la banquina polvorienta de una carretera de provincias, solos en la siesta fria de una tarde de invierno, solos pero juntos, hablando de cosas vanas, hablando de todo, caminando para vencer un sino de pobreza, como tratando de demostrarle al destino que para ellos no había imposible.

Cuando llegaron al cumpleaños, el padre sacudió el vestido y los zapatos de la niña, acomodó sus trenzas y le dijo que disfrutara, que él esperaría fuera el tiempo que fuera necesario, y, dándole un beso, tocó la puerta y la niña entró en un mundo deseado de torta, chocolate caliente, gorritos y niñas, cansada de la caminata pero feliz.

En un momento de la reunión, pasó para el servicio y vio por la ventana a su padre sentado a un costado de la carretera en un madero, bajo un sauce llorón, fumando un cigarrillo, mirando el piso, pensando quién sabe en qué, y se dio cuenta que el cumpleaños para ella había terminado.

Se sacó el gorrito, buscó a la madre de la niña que festejaba y le pidió que abriera la puerta. Era tarde y debía volver a casa.

Salió corriendo y abrazó a su papá, y otra vez comenzaron a desandar las huellas, el frio apretaba un poco, pero las manos juntas de ambos se transmitían calor. Los caseríos del costado de la ruta daban tema de conversación, y la niña quería recompensar a su papi con una charla para que las cuadras se le hicieran más cortas.

Esa tarde para él había sido especial, hacia mucho que no compartía nada con la niña, y resultó que los dos se hallaban tan a gusto a pesar de la caminata intensa.


Esa tarde eran un papá y una niña.Juntos

En un momento, la niña se cansó y le pidió que la alzara. El hombre la cargó, y ella en el hombro de él se sintió tan segura, tan feliz, que se relajó y se durmió, y no se dio cuenta en que momento llegó a su cama.

En el transcurso de los años nadie pudo borrar la imagen de su padre, que ya no está, esperándola allí una tarde de invierno, al costado de la carretera, y sabe que en algún momento se repetirá otra vez eso de caminar de la mano juntos.






10 comentarios:

  1. A los hijos siempre hay apoyarlos y estar junto a ellos, para eso los hemos traído a este mundo, ellos no pidieron venir. Magnifico relato, un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Magnifica entrada, te felicito.
    Un abrazo grande. Bendiciones!!!

    ResponderEliminar
  3. Bellísimo... Hay tantas cosas que se pueden hacer sin dinero poniendo amor y voluntad... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Una preciosa estampa, me ha emocionado

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué bonito! padre e hija juntos pero haciéndose felices a pesar de no tener dinero, se tienen el uno al otro y el amor puede con todo. Bonita historia! Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  6. Es precioso! la ultima vez que vi a mi papa antes de morirse tenia yo cuatro años y jamas olvidare su sonrisa. Bikiños guapa!!!!! feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  7. Feliz fin de semana mi niña.Bikiños

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Qué historia tan linda!!.

    Realmente emocionante.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  9. Estas bien? espero que si.solo quería desearte feliz día de la madre, que pases un hermoso día preciosa.Bikiños

    P.D.te envie una foto a tu correo pero no se si la habrás recibido, hace tiempo que no pones nada en el blog,espero estés bien

    ResponderEliminar
  10. Hola esther muchas gracias por preocuparte por mi decirte que no he podido actualizar el blog porque la niña no esta en su mejor momento y yo estoy de bajon,perdonenme,poco a poco me ire poniendo al dia y visitare tu blog y el de todos los que me apoyais me gustan mucho......Muchisimas gracias......Muchos besos....

    ResponderEliminar